¡Cuidado a dónde apuntas con eso!

Cuando los varones aprenden a ir al baño, descubren al mismo tiempo su masculinidad (pene) y con esta nueva "arma" se lanzan en un camino de libertinaje que involucra orinar en todo aquello al alcance de su vista. La gracia no es orinarlo, sino apuntar. Seguir leyendo

Nota completa publicada en BabyCenter en Agosto de 2014:
http://espanol.babycenter.com/blog/mamas/no-orines-el-agua-del-perro/

0 comentarios: