Volvernos locos


Los niños poseen un sexto sentido que les permite saber cuándo estamos a punto de perder la paciencia y cómo, sin lugar a dudas, terminar de enloquecernos. A veces lo hacen sin notarlo, otras por aburrimiento o simplemente para probarse a sí mismos que pueden hacerlo.

Podemos pasar varias horas sin dormir, sin comer, cansados, atareados, pero cuando ellos se lo proponen, cuando aplican todo su arsenal para “jodernos”, no hay escapatoria. Continuar leyendo.

Nota completa publicada en Marzo de 2015 en Babycenter: http://espanol.babycenter.com/blog/mamas/enloqueciendo-a-papa/ 



0 comentarios: