Mamá después de los 40

“Se puede ser mamá soltera a los 44. La vida se llena de cielos de distintos colores. Siempre sale el sol”, asegura Valeria López en su blog Mamás solteras, actívense!!!, donde cuenta su particular experiencia como madre de Eva, de 3 años y medio, cuyo padre, a quien la niña nunca conoció en persona, vive en África y no puede viajar a verla porque le hicieron una brujería, propia de las tribus de su país.

“Suena el tedioso whatsapp. Cuando las señales se cruzan (a veces no es tan fácil desde África), escucho la voz de Amadou que llega desde Senegal. (…) Ella lo saluda, se ríe y le lanza un hola papá o un hello. A veces está en su mundo y no quiere hablar. Él lo único que le dice es que la ama, que la extraña, que es su amor. Imposible para mí procesar y unir la distancia, la ausencia… y todo ese amor.”

Valeria quedó embarazada a los 40 años cuando conoció al padre de su hija en Atenas (¿será coincidencia lo de la diosa guerrera?), pero hasta el momento había perdido la esperanza de ser mamá de forma natural y ya había congelado nueve óvulos. Sin embargo, su vida dio un giro y llegó la hermosa Eva, una mezcla de razas, de historias encontradas a la mitad del mundo y de sueños hechos realidad. El testimonio de un amor sin fronteras. Seguir leyendo

Nota publicada originalmente en BabyCenter en Español https://espanol.babycenter.com/blog/mamas/relato-de-una-madre-soltera/

0 comentarios: